La verdad del ser.

Jesús le dijo: Yo soy la verdad.

Juan 14:6

(Si deseas ir al indice, pica aqui)

¿Qué pensarían si yo les dijera que el Sol y la luna son la misma cosa? ¿Qué me dirían si yo les dijera que existen los rectángulos circulares? ¿Qué me dirían si les asegurara que las cosas vienen a la existencia por medio de la inexistencia? ¿Qué harían si les dijera que es verdad que soy un ser “medio vivo y medio muerto”? Lo más probable es que me verían como si estuviera loco o por lo menos muy confundido ¿no?

Bien, déjenme preguntarles ¿Por qué estaría equivocado? ¿Quién o qué dice que dichas declaraciones son falsas?  Me atrevería a apostar que dirían: “Pues bien, es porque lo que dices, por lógica, es imposible”.

Yo estaría de acuerdo con ustedes si esa es su respuesta. Mi primera pregunta viola el principio de identidad de la lógica; mi segunda pregunta viola el principio de no contradicción de la lógica; mi tercera pregunta viola el principio de razón suficiente de la lógica y mi cuarta pregunta viola el principio del tercero excluido de la lógica.

La lógica nos permite realizar discusiones, emitir juicios sobre la existencia de algo, inferir conclusiones de premisas, etc. y sus principios, son considerados absolutos. Sin la lógica, ninguna charla tendría sentido alguno, ninguna discusión podría darse sin que las cosas se vuelvan un caos, no existiría el avance científico y tecnológico que tenemos y también, la filosofía se habría vuelto desde el principio una simple charlatanería, más que una forma aceptable de abordar el mundo haciendo preguntas y buscando respuestas adecuadas. Es más, sin los principios de la lógica, ni siquiera podríamos existir (argumentare a favor de esto más adelante).

Pero ¿De dónde proviene la lógica? Como cristianos, nosotros creemos que la lógica emana del creador. Si la lógica existe, es porque hay una mente trascendental que existe y la ha formulado o la contiene. Lo interesante de argumentar esto, es que los no creyentes no tienen una razón suficiente que explique la existencia de la lógica, mientras que los teístas sí. Esto es importante, pues los no-creyentes que hacen uso de la lógica y dicen entregarse a creer aquello que la lógica los guie a creer, de cierto modo están comprometidos con la existencia de Dios, sin saberlo.

Déjenme darle forma a esto que he expuesto de la siguiente manera:

1)      Los principios ontológicos de la lógica, los cuales son trascendentes y necesarios, existen.

2)      La existencia ontológica de los principios lógicos se debe a la necesidad física, a la necesidad de su propia naturaleza, a la existencia de una realidad platónica o a la existencia de Dios.

3)      No se debe a la necesidad física, a la necesidad de su propia naturaleza o a la existencia de una realidad platónica.

4)      Por lo tanto, se debe a la existencia de Dios.

Bien, como pueden ver, el argumento se compone de tres premisas, que de poder mantener como más plausibles que sus negaciones, concluirán por lógica en la existencia de Dios.

Pasemos a las defensas de las tres premisas.

1)      Los principios ontológicos de la lógica, los cuales son trascendentes y necesarios, existen.

Primero,  debemos explicar a que nos referimos con la existencia ontológica de los principios lógicos  y para eso, conviene que distingamos entre la versión epistemológica y la versión ontológica de estos. Cuando hablamos de la versión epistemológica de los principios lógicos, nos referimos a lo que sabemos de ellos, es decir, su existencia en cuanto son ideas o pensamientos en nuestra mente. Cuando hablamos de la versión ontológica, nos referimos su existencia en la realidad, la cual es independiente de nosotros (y por tanto, de nuestros pensamientos).

Segundo, argumentemos acerca de la existencia ontológica de los principios lógicos. Por lo general se cree que los principios lógicos son tan solo normas que sirven para razonar de manera correcta, así, los principios de identidad, de no contradicción, de tercero excluido y de razón suficiente, no pasan de ideas, abstracciones que solo sirven para evaluar otros pensamientos y mantener un orden en ellos. Pero nosotros podemos argumentar que son más que eso. Estos cuatro principios de la lógica, no fueron formulados de la nada o por puro genio creativo de algún filósofo o algún ocioso, sino que son el producto de observar la realidad y ver que en ella se respetan ciertas “normas”.  En la realidad las cosas son idénticas a sí mismas y no a otras (principio de identidad), estas no están no-siendo algo y siendo algo al mismo tiempo y en el mismo sentido (principio de no contradicción), tampoco las cosas están en un término miedo, o son, o no son (principio de tercero excluido) y sus existencias, además de sus acciones, tienen una causa (principio de razón suficiente).

Tomando lo anterior en cuenta, nosotros podemos preguntar ¿Por qué la realidad es así? ¿Por qué sigue estos principios que conocemos como principios de la lógica? Es obvio que hay algo que hace que las cosas sean de esta forma, algo que influye en lo existente para que siga estas normas y más obvio aun, es que estas reglas no dependen de nuestro conocimiento de ellas, es decir, estas existen y existirán aun si nosotros dejamos de existir. A esos “principios” que hacen que las cosas sean de tales formas, los llamamos principios ontológicos de la lógica.

Tercero, estos principios ontológicos de la lógica, trascienden el espacio, el tiempo, la materia y la energía. Podemos sostener esto, señalando que dichos principios rigen el espacio, el tiempo, la materia y la energía. Por ejemplo ¿A que son idénticos el tiempo, el espacio, la materia y la energía? ¿A sí mismos o a un gato persa? ¿A que es idéntico un quark (partícula fundamental de la materia)? ¿A sí mismo o al tiempo? ¿El tiempo, el espacio, la materia y la energía son lo que son a la vez que no son lo que son? ¿El tiempo, el espacio, la materia y la energía tuvieron como causa de su existencia la nada (inexistencia)? También podemos señalar que, en la teoría del big bang  se nos indica que antes de la gran explosión, no existía materia, energía, tiempo y espacio y sin embargo, estos principios estaban operando. Indiquemos esto preguntando ¿La singularidad era idéntica a si misma o a una canica? ¿La singularidad existía a la vez que no existía? Podemos notar entonces, que es justificado concluir que los principios lógicos trascienden tiempo, espacio, energía y materia, pues rigen estas.

Cuarto, estos principios ontológicos de la lógica, son necesarios, es decir, deben existir siempre. Argumentamos esto señalando que no es posible que los principios de la lógica no existan, pues ¿Qué querría decir esto? ¿Qué las cosas en algún momento han sido y no han sido al mismo tiempo? ¿Qué las cosas en algún momento han venido en su totalidad de la nada, es decir, de la pura inexistencia? ¿Qué hubo algún momento en que era posible que un cuadrado circular o un soltero casado existiera? Si los principios de la lógica no son necesarios, entonces son contingentes y por lo tanto, cualquier contradicción lógica puede ser posible. (Podemos utilizar esta propiedad de los principios lógicos para reforzar la idea de que trascienden la materia, el tiempo, el espacio y la energía, pues estos cuatro últimos son contingentes, mientras que los principios lógicos son necesarios, por tanto, es razonable concluir que son trascendentes)

La mayoría de las objeciones a esta premisa ya fueron cubiertas en lo anterior, así que veamos una objeción a la premisa (si alguien desea proponer otras, es bienvenido):

1)      No tienes evidencia científica de que los absolutos lógicos existan de manera ontológica.

No se puede conseguir evidencia científica para lo que se está clamando. Los absolutos lógicos, proponemos que son inmateriales, por lo tanto, no podemos utilizar a la ciencia para probar su existencia, pues la ciencia está diseñada para operar solo en el mundo material, es decir, la ciencia no es un método adecuado para probar lo que proponemos.

Ahora, notemos que nosotros no decimos que los principios lógicos son inmateriales de manera arbitraria, sino que hemos dado razones de peso para pensar que lo son. Por tanto, esta objeción falla.

Ahora, veamos la segunda premisa:

2)      La existencia ontológica de los principios lógicos se debe a la necesidad física, a la necesidad de su propia naturaleza, a la existencia de una realidad platónica o a la existencia de Dios.

La única controversia que podría generarse en esta premisa, es que alguien sugiera que hay más opciones y que estas no se toman en cuenta. En tal caso, podemos pedirle a nuestro interlocutor que la o las mencione y las tomamos en cuenta. Mientras tanto, en vista de que parece no haber otras opciones, podemos dar por buena esta premisa, pues hasta donde sabemos, son las opciones que hay.

3)      No se debe a la necesidad física, a la necesidad de su propia naturaleza o a la existencia de una realidad platónica.

Argumentemos a favor de esta premisa.

a)      Necesidad física.

Esta opción nos dice que los principios lógicos son parte de la materia, como una especie de ley natural y que existan por necesidad de la misma materia.

Nosotros podemos negar esta opción señalando que los quarks (partículas fundamentales de la materia) son contingentes, no necesarios. Los principios lógicos si son necesarios. Por lo tanto, los principios lógicos no pueden deberse a la materia. (Aplican los argumentos de la primera premisa)

b)      Existen en una realidad platónica.

Esta opción nos dice que los principios lógicos existen en una especie de dimensión en donde los objetos abstractos existen de manera eterna e independiente del mundo material.

Podemos señalar que esta objeción falla porque los objetos abstractos por sí mismos, no causan nada y por lo tanto, los principios lógicos existiendo de esta manera, no podrían regir la existencia de la forma en que lo hacen. Los objetos abstractos solo causan cosas cuando están en la mente de alguien y este los utiliza como información para transformar o afectar de algún modo la realidad.

c)       Necesidad de su propia naturaleza.

Esta opción nos dice que los principios lógicos existen por necesidad, por si mismos, sin tener ninguna causa externa o sin necesitar de nada externo para que estos existan.

Podemos señalar que esta objeción falla porque, si los principios lógicos existen por sí mismos y estos de alguna manera rigen al resto de la existencia, significa que estos influyen de alguna manera en las cosas y por lo tanto, hay movimiento. Los principios lógicos son independientes al resto de las cosas según esta opción y por tanto, para mantener a las cosas bajo su influencia, debe ejercerse algún movimiento. Esto es problemático, pues si los principios de la lógica son necesarios (eternos) y estos han ejercido movimiento por la eternidad, entonces, su existencia es imposible.  Expliquemos esto de la siguiente manera:

(Infinito)…-3, -2, -1, 0, 1, 2, 3… (Infinito)

Supongamos que el número 3 es el movimiento que en este instante se suscita por causa de la influencia de los principios lógicos en el resto de la existencia para que esta siga sus reglas (yo hablo de un solo movimiento para simplificar el ejemplo, cuando en realidad, pueden ser múltiples movimientos al mismo tiempo). Ahora, pensemos que, si el movimiento causado por la influencia de los principios lógicos ha sido eterno ¿no significa eso que ha habido una infinita cantidad de movimientos ya que el pasado también es infinito? Siendo así ¿Cómo es que llego a suscitarse este movimiento en especifico (o de hecho, cualquiera) si antes de tal movimiento han sucedido antes una infinita cantidad de movimientos? Es imposible tal cosa, pues siempre habrá un movimiento más antes de que llegue el representado en el número 3, ya que el número de movimientos antes del representado en el 3, es infinito (sin fin).

Aun así, alguien podría decir: “pues entonces no se mueven.” Y tratar de resolver el problema con esto. El problema es que, si los principios lógicos están en su totalidad inmóviles ¿Cómo es que ejercen alguna influencia en la existencia?

Los principios de la lógica son necesarios (es decir, existen de manera eterna, no pueden NO-existir). Por tanto, si ha habido movimiento de cualquier tipo durante la eternidad en ellos, su existencia es imposible y si no hay movimiento en ellos, entonces son inútiles pues no pueden regir nada. Por tanto, no pueden existir por si solos.

4)      Por lo tanto, se debe a la existencia de Dios.

Los creyentes planteamos que la lógica se deriva de la misma naturaleza del creador, el cual también necesario y así, por medio de él, los principios lógicos existen y rigen las cosas. Cuando hablamos de Dios, nos referimos a un ser que es eterno, atemporal, fuera del espacio, inmaterial, quiescente, personal, tiene libertad de elegir, tiene sabiduría, tiene poder de acción y  está vivo.  Es lógico que nuestros interlocutores se interesen en conocer nuestras razones para sostener la existencia de un ser como este (y que levanten objeciones). Les recomiendo entonces, que una vez que terminen de presentar este argumento, compartan el argumento cosmológico kalam, que además de servirles como un argumento extra a favor de la existencia de Dios, justificara la conclusión de este argumento al mostrar que la existencia ontológica de los principios lógicos puede encontrar una explicación en Dios.

Ahora, si no quieren desgastarse explicando el argumento kalam después de este (pues ambos son largos), pueden señalar tan solo que la existencia de un ser con tales características es posible y al ser posible, es justo postularlo como una respuesta y al ver que las otras opciones no funcionan, se vuelve razonable aceptar la existencia de Dios como la explicación a la existencia ontológica de los principios lógicos. Aun así, les aconsejo que dominen el kalam y este argumento, pues algunas objeciones que se presentan en la conclusión de este argumento, tienen su respuesta en el argumento cosmológico kalam. Léanlo y así sabrán que contestar cuando las objeciones lleguen sin necesidad de presentar el otro argumento en su totalidad (Tan solo usarían los puntos que les convengan para este argumento).

Como ven, este argumento es persuasivo al momento de argumentar a favor de la existencia de Dios. Además, pone en aprietos a los no-creyentees pues les pides que justifiquen su propia lógica, el punto necesario para razonar y hacer ciencia. Al no poder dar una respuesta satisfactoria, los creyentes podemos entregar la nuestra y dejar a los no-creyentees decidir.

Una gran señal de parte de la existencia de Dios ¿no creen? La lógica, que nos permite realizar un debate, conocer el mundo, existir y hacer ciencia y filosofía de manera exitosa, resulta ser una prueba de la existencia del creador.

Saludos.

Que la bendición, la paz y la sabiduría de Dios, este con todas las personas.

PD: cualquier duda que tengan (y las habrá, pues no es un argumento sencillo, ni los temas son comunes) pregunten y con gusto contestare. Les aseguro que el argumento es muy fuerte y si lo logran dominar, será dificilísimo que los refuten cuando debatan la existencia de Dios o cuando compartan el argumento para demostrarle a otra persona que Dios existe, a fin de traerlo al evangelio.

PD2: Pueden hacer copy-paste con libertad a todo lo escrito aquí, tan solo les pido de favor que me avisen a donde lo publicaran, para saber que uso se le da. Especial interés tengo en refutaciones que se intenten hacer al argumento, para tener derecho a réplica. En sí, no necesitan mi permiso, solo les pido la cortesía de avisarme. Gracias.

(Si deseas ir al indice, pica aqui)

Breve bibliografía de apoyo.

Ontología.

http://www.e-torredebabel.com/Historia-de-la-filosofia/Filosofiagriega/Presocraticos/Ontologia.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Ontolog%C3%ADa

Epistemología

http://es.wikipedia.org/wiki/Epistemolog%C3%ADa

http://www.filosofia.org/filomat/df173.htm

Necesidad y contingencia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Necesario

http://es.wikipedia.org/wiki/Contingencia

http://www.ferratermora.org/ency_concepto_ad_contingencia.html

http://www.ferratermora.org/ency_concepto_kp_necesidad.html

Principios lógicos necesarios

http://argumentacionfilosoficacb6.blogspot.mx/2011/09/13-principios-logico-ontologicos-de-la.html

http://www.conocimientosfundamentales.unam.mx/vol1/filosofia/m01/t01/01t01s02a.html

Mundo de las ideas, Platón:

http://www.webdianoia.com/platon/platon_fil_ideas.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s