El fundamento de la moral.

“Ninguno hay bueno, sino sólo uno, Dios.”

Marcos 10:18 

(Si deseas ir al indice, pica aqui)

En nuestra experiencia de cada día, vivimos situaciones que nos obligan a tomar decisiones que catalogamos como buenas o malas, correctas o incorrectas. Cumplimos con nuestra responsabilidad o incumplimos con ella, tratamos con amor a un familiar cercano o le tratamos con desprecio, somos honestos al realizar nuestras actividades o somos deshonestos. Los valores y los deberes morales asaltan nuestra experiencia diaria, creando a nuestro alrededor, un mundo cargado de moralidad. Todo esto es normal para nosotros, es lo que vivimos día a día, pero ¿alguna vez se han preguntado de donde provienen estos deberes y valores morales? ¿En base a que podemos decir que algo es bueno o malo? ¿Por qué hay acciones correctas e incorrectas?

Como cristianos, nosotros creemos que la moral está en intima unión con Dios, el dador de leyes. Pero ¿Cómo podemos argumentar que la existencia de nuestros deberes y valores morales nos llevan como conclusión a la existencia de Dios? Bien, podemos hacerlo entregando este argumento sencillo de memorizar y entender, que busca probar, por medio de la existencia de la moral objetiva, la existencia de Dios:

1)      Si Dios no existe, los valores y deberes morales objetivos no existen.

2)      Los valores y deberes morales objetivos existen.

3)      Por lo tanto, Dios existe.

Este pequeño y sencillo argumento, es poderoso en los debates entre no-creyentes y creyentes, pues ambas premisas son muy persuasivas y es difícil no aceptarlas. Pero antes de iniciar la defensa de cada premisa y las respuestas a las objeciones que puedan levantar contra ellas, dejemos claros ciertos términos que usaremos en este argumento y que son claves para poder defenderlo.

Primero, aclaremos a que nos referiremos cuando hablemos de valores morales y deberes morales. Con valores morales haremos referencia al valor moral que se encuentra en algo, es decir, si algo en esencia es bueno o malo. Con deberes  morales haremos referencia a lo correcto e incorrecto, es decir, a obligaciones. No debemos confundirnos, pues aunque a simple vista, correcto y bueno, así como incorrecto y malo, parezcan ser la misma cosa, no lo son. Correcto e incorrecto hace referencia a deberes, mientras que bueno y malo hacen referencia a la naturaleza moral de algo. Una manera de distinguir ambas, es señalando que, a pesar de que existen profesiones que serian buenas para nosotros, como ser médicos o sacerdotes por ejemplo, (En oposición a “profesiones” malas, como ser vendedor de droga o ladrón) no tenemos el deber moral de estudiar estas profesiones. Por el otro lado podríamos decir que sería bueno que regaláramos un par de zapatos a cada persona con necesidad en el mundo, pero no tenemos el deber de hacerlo. También podríamos señalar situaciones en las que tenemos que elegir de manera forzada entre un conjunto de malas elecciones. Que todas las elecciones sean malas, no significa que sea incorrecto que elijamos, si tenemos que elegir.

Segundo, aclaremos a que nos referimos cuando hablamos de objetivo y subjetivo. Cuando hablo de objetivo, me refiero a que algo es verdad o mentira con independencia de lo que las personas piensen. Por ejemplo, la inquisición fue mala de manera objetiva, no importa lo que hayan pensado los inquisidores. Incluso si jamás los hubieran detenido y estos hubieran logrado convencer al mundo de que su misión es verdadera, buena y correcta y nadie en el mundo creyera ya que las inquisiciones fueron acciones reprensibles, estas aun seguirían siendo acciones malas. Entendamos objetivo como independiente de lo que los seres humanos piensen. Subjetivo es lo contrario, bajo esta visión, lo verdadero y falso se fundamenta en las opiniones de cada persona. En el ejemplo anterior de las inquisiciones, estas podrían ser consideradas como buenas por un inquisidor. Para él, las inquisiciones estuvieron bien, fueron correctas y buenas.

Ahora que entendemos estos términos claves, pasemos a defender nuestras dos premisas.

1)      Si Dios no existe, los valores y deberes morales objetivos no existen.

Consideremos primero los valores morales objetivos. Para que los valores morales objetivos existan, estos deben ser independientes de la opinión del ser humano. De manera tradicional, los teístas hemos propuesto que la moral objetiva tiene su fundamento en la naturaleza misma de Dios, pero, desde un punto de vista ateo ¿De dónde proviene la moral objetiva? ¿Cuál es el parámetro que marca el valor moral de las cosas desde la cosmovisión ateísta? O incluso más importante ¿Por qué tendría el ser humano que tener algún valor moral?

El ateísmo está comprometido la mayoría de las veces con una visión naturalista y cientificista de las cosas, en donde lo único que puede ser tomado como existente es aquello que pueda ser explicado por las mejores teorías científicas. Pero la ciencia es neutral en lo referente a la moral, uno no puede probar mediante el método científico los valores morales, por lo tanto, desde esta visión naturalista/cientificista, son solo ilusiones en nuestra mente. Para reafirmar la idea, podemos señalar que los valores morales no pueden ser experimentados con los 5 sentidos y no puede experimentarse con algún instrumento conocido en ellos. El único lugar donde existe, desde una visión naturalista, es la mente de los seres humanos. Eso significa que no existen en la realidad.

Por otro lado, desde una visión naturalista/evolucionista, los valores morales son solo el producto del condicionamiento social y de evolución biológica. Los valores morales solo serian un conjunto de comportamientos que resultan ser ventajosos para nuestra sobrevivencia como especie, pero eso no haría nada para demostrar que algo es en verdad malo o bueno. De hecho, nuestra moral pudo haber evolucionado de una forma distinta desde este punto de vista. Pudimos haber sido como los leones por ejemplo, en donde las hembras cazan, mientras el macho espera para comer el producto del trabajo de estas y en donde, cuando un macho nuevo toma el control de la manada, se come a las crías del anterior macho, para asegurar su descendencia. Desde un punto de vista naturalista/evolucionista, no sería incorrecto exhibir esa clase de comportamientos si resultan ser beneficiosos para la especie, de hecho, los humanos podríamos haber desarrollado esa clase de comportamiento. Y en caso de que dijéramos que los seres humanos son especiales y por eso poseen valores morales que nos hacen trascender esta situación en el reino animal ¿no sería caer en especismo? Es decir ¿no estaríamos cayendo en el error de atribuirnos un valor a favor de nuestra propia especie y en contra de las otras especies? ¿Por qué las otras especies, desde un punto de vista naturalista/evolucionista deberían ser en cuestión de moral, inferiores o amorales? La moral solo seria una ilusión en nuestras mentes y eso nos dejaría, en el mejor de los casos, como a una raza de primates que vive una ilusión de grandeza moral.

¿Y que hay sobre los deberes morales objetivos? Los teístas sostenemos que los deberes morales son una manifestación normativa de la naturaleza de Dios, la cual se expresa por medio de los mandamientos y reglas que Dios le da al hombre. Pero desde una visión ateísta ¿De dónde o de quien provienen los deberes morales? De nuevo, desde el naturalismo, los seres humanos somos tan solo animales. Siendo esto así ¿Por qué deberíamos cumplir cualquier deber moral y porque deberíamos siquiera pensar que estos existan? En el reino animal, acciones que van en contra de nuestro sentido moral suceden todo el tiempo. Cuando un león quita a un guepardo la cebra que ha cazado…el tan solo le quita la cebra, pero no se la roba. O cuando un perro copula de manera forzada con una perra…el perro copula de manera forzada con la perra, pero no la viola. O cuando un gato mata a un ratón…el gato mata al ratón, pero no lo asesina.

Desde este punto de vista, acciones como violar, asesinar o robar, no son ventajosas para la convivencia social y por tanto, se convierten en taboo a lo largo del tiempo, pero eso no prueba que sean en verdad malas.  A lo mucho, el perpetuador de estas acciones, estaría actuando fuera de la “moda” moral. Desde esta visión naturalista, violar, matar, robar, mentir, el incesto, el genocidio, etc. No son acciones que podamos condenar como malas. A lo mucho solo podemos mostrar nuestro desacuerdo con el punto de vista moral del otro, pero no podemos decir de forma absoluta “dicha acción/situación está mal”, pues la moral es relativa, no absoluta.

Ahora pasemos a revisar algunas objeciones y confusiones que puedan presentarse de manera común contra esta premisa:

1)      No necesitamos creer en Dios para vivir de forma moral, por lo tanto, tu premisa falla.

2)      No necesitamos a Dios para reconocer valores y deberes morales, por lo tanto tu premisa falla.

3)      No necesitamos a Dios para formular un sistema de valores.

Por ser estas 3 objeciones del mismo tipo, las coloco juntas. Son del mismo tipo, porque confunden la premisa. Quienes levantan estas objeciones, de manera equivocada creen que nosotros estamos diciendo que para poder vivir vidas morales o reconocer valores y deberes morales o para poder formular un sistema de valores morales, necesitamos creer en Dios. Eso no es lo que nosotros estamos proponiendo. Lo que nosotros estamos proponiendo es que, para que puedan existir valores y deberes morales objetivos (independiente de nuestra opinión), Dios debe existir. Por lo tanto, no se trata de creer o aceptar a Dios, se trata más bien, de la existencia de Dios.

Señalar esto es suficiente para desbaratar estas 3 primeras objeciones.

4)      Los valores morales tan solo existen.

Este punto hace alusión a la existencia de los valores morales por causa del humano o de una forma platónica. Por causa del humano ya vimos que es implausible, pues desde un punto de vista natural ¿Por qué el ser humano tendría que ser distinto a cualquier otro animal? No hay razón alguna para pensarlo, por tanto, la moral solo seria ilusiones en nuestras mentes. Así, nos queda la existencia de valores morales de forma platónica.

Con forma “platónica” quiero decir que los valores morales existen de forma objetiva como entes abstractos, por lo que, podríamos decir “la justicia existe” y esta existirá incluso si todos los seres humanos desaparecen. Pero esto no tiene sentido. ¿Cómo puede existir un valor moral que parece ser una propiedad de las personas, de forma abstracta y existir sin la presencia de seres humanos? No tiene sentido pensar en esta serie de valores morales abstractos existiendo, solo porque si. Es una violación patente al cuarto principio de la lógica, el principio de razón suficiente.

De todos modos, si concedemos que los valores morales existen de esta forma ¿Qué hay de los deberes morales? El que existan estos valores morales, no hace nada para dictarme que tengo el deber moral de seguirlos ¿Qué me obliga a alinearme en una o en otra senda moral? No hay ninguna razón para pensar que la existencia de valores morales como abstracciones, nos pueda obligar a decantarnos por un camino moral u otro. Bien pueden existir y yo no seguirlos.

Por último ¿No sería demasiada coincidencia pensar que justo gracias a la evolución, resulto una especie que de manera conveniente tiene la capacidad de acceder a esta dimensión de valores morales que existía con anterioridad? No tiene sentido pensar que esta dimensión ininteligible de valores morales abstractos, ha estado existiendo porque si y que de la nada, por causa de un proceso en gran medida azaroso, que transcurrió durante millones de años,  surgió un organismo viviente capaz de acceder de manera parcial a esta dimensión moral, la cual debe tomar en orden de crearse deberes morales, sin ninguna razón que le obligue a obedecerlos. Valores morales existentes sin más, sin un dador de reglas, no sirven de nada para hablar de obligaciones morales.

Esta objeción carece en su totalidad de sentido y fundamento y por tanto, podemos desecharla.

5)      Todo aquello que favorezca el florecimiento humano, es bueno, lo que se oponga al florecimiento humano, es malo.

Esta alternativa parece poco plausible desde un punto de vista ateísta.

Primero ¿Por qué debería de estar obligado a comprometerme con el desarrollo humano? ¿Por qué tendría que tener esa obligación moral? ¿Qué me obliga a gastar mis posibles 50 u 80 años de vida en deberes morales para la especie humana? ¿Por qué no disfrutarlos como yo quiera si al final, solo tendré esta vida y desapareceré del todo al final? Además, puesto que no tenemos ninguna evidencia empírica (sea por los 5 sentidos o por algún instrumento o aparato) de que existan los valores morales, el propósito y el significado de manera objetiva en la realidad ¿Por qué debería entonces ver por el “bien” de un conjunto de animales que poseen una existencia carente de todo valor moral, de todo propósito y de todo significado? Una razón podría ser que me conviene, pues el resto de las personas podrían ir en mi contra si les hago daño e incluso porque necesito estar en unión con otros miembros de mi especie para aumentar la posibilidad de mi supervivencia. Pues bien, no es necesario. Si soy alguien poderoso como el presidente de Estados Unidos, Bill Gates, el cabecilla de algún cartel de droga, etc. ¿Por qué debería preocuparme de tales cosas?

Segundo ¿Por qué hacerle algún mal a algún otro miembro de mi propia especie, debería ser considerado como malo tomando en cuenta que no afecta en nada el florecimiento de la especie como un todo?

Tercero ¿Por qué cualquier acción que favorezca el florecimiento de nuestra especie debería tener un valor moral mayor a las acciones que favorezcan el florecimiento de otras especies como la de los leones comiéndose las crías de otros leones o la de las hienas tomando la cebra de los leones? ¿Por qué los demás animales no deberían tener también su propio sistema de valores morales considerando que nosotros también somos animales desde un punto de vista naturalista?

Cuarto ¿Qué pasa si en orden de poder favorecer el florecimiento humano, tengo que exterminar a otro ser humano? Por ejemplo ¿Seria correcto que yo matara a un genocida como Adolf Hitler? Por otro lado ¿Hasta dónde podemos llevar el florecimiento humano sin cometer actos inmorales? ¿Qué marca la pauta? Porque, podríamos decir que algo que favorecería el florecimiento humano, sería el exterminio de una enfermedad como el SIDA. Si de manera hipotética se nos dijera que una forma de exterminar por completo el SIDA fuera exterminar a todos los portadores de dicha enfermedad ¿Qué deberíamos hacer? ¿Sería correcto exterminar a estas personas en orden de favorecer al florecimiento de la especie humana? (yo estoy en desacuerdo con algo como esto, como teísta, yo vería una acción de este tipo como una abominación moral) ¿Y qué pasaría si encontráramos que existe un gen que vuelva a las personas asesinas? ¿Estaríamos justificados a esterilizar a estas personas (por no irnos al extremo de matarlos) en orden de asegurarnos de que este gen se extinga con sus portadores?

 En orden de buscar el florecimiento humano, se puede llegar a la necesidad de cometer actos inmorales, así que podemos dejar esta opción de lado por ser implausible y ser un sistema que entra en conflicto consigo mismo. También señalar que no hay nada que nos obligue a comprometernos con esos valores morales, volviéndolos nuestros deberes, nos basta para dejar esta opción de lado.

6)      El dilema de Eutifrón.

El dilema de Eutifrón versa de la siguiente manera:

1)      ¿Algo es bueno porque Dios así lo manda? Entonces lo bueno es arbitrario.

2)      ¿Dios manda las cosas porque estas son buenas? Entonces, lo bueno y malo es independiente de Dios.

El dilema de Eutifrón, trata de desacreditar la primera premisa poniendo en un dilema al teísta. Si el teísta responde de manera afirmativa a la primera pregunta, entonces el ateísta le responderá que la moral es arbitraria, sujeta al capricho de Dios y por lo tanto, si Dios nos mandara a violar mujeres, esto sería bueno. Esta visión, está claro, no tiene mucho sentido y por supuesto nos vemos persuadidos a rechazarla. Por el otro lado, responder de forma afirmativa a la segunda pregunta, nos lleva a que el ateo nos indique que entonces la premisa falla, pues la moral es independiente de Dios.

¿Qué podemos hacer entonces? ¿Cómo escapar de este problema que aparenta ser insuperable? Sencillo, declarar que es un falso dilema, pues hay una tercera opción.

3)      Dios manda las cosas porque él es bueno.

Esta respuesta indica que la moral, no está fundamentada en los pensamientos de Dios, ni en algo externo a Dios, sino que encuentra su origen en la naturaleza misma de Dios.

De esta forma, solucionamos este falso dilema y mantenemos nuestra premisa en pie.

Ahora, revisemos la segunda premisa de nuestro argumento.

2)      Los valores y deberes morales objetivos existen.

Todos nosotros experimentamos el día a día por medio de nuestros 5 sentidos. No dudamos de la veracidad de estas experiencias. Estamos seguros de que todo aquello que estamos experimentando, es cierto y no una ilusión producida en nuestras mentes. Aquello que tocamos, olemos, degustamos, vemos y oímos, son cosas reales, que existen, que pasan a nuestro alrededor y que nos demuestran que estamos viviendo lo que creemos que estamos viviendo. Pero de hecho podría no ser así. Existe la posibilidad de que, todos nosotros, estemos capturados en una especie de realidad tipo Matrix, en la cual se nos está haciendo creer que vivimos todo lo que creemos estar viviendo. Es posible manipular nuestros cerebros a fin de hacernos creer que estamos viviendo lo que no estamos viviendo. O también puede ser que hayamos caído en un profundo y largo sueño y todo lo que hasta ahora hemos creído vivir, no sea más que eso, un sueño del que no podemos despertar o ¿Cómo podemos saber que nuestro cerebro no está en un recipiente lleno de químicos y conectado a aparatos que le permita subsistir y que haga que imaginemos todo lo que creemos estar viviendo y sintiendo?

No hay manera de comprobar que estas posiciones anteriores no sean la verdad y sin embargo, casi nadie las cree y todos confiamos en nuestros sentidos, creyendo que por medio de ellos, nos aseguramos de que lo que estamos experimentando, es cierto. Bien, pues lo mismo sucede con los valores morales. En nuestra experiencia diaria, nos encontramos con situaciones en las que nos enfrentamos a decisiones morales y en las cuales aprendemos lo bueno, lo malo, lo correcto y lo incorrecto y más aun, lo confirmamos por medio de nuestros actos y las sensaciones que estos nos provocan. Nosotros no tenemos más razones  para poder desconfiar de nuestra experiencia moral del día a día, de las que tenemos para desconfiar de la veracidad de lo que experimentamos por nuestros 5 sentidos cada día. Así que, podemos decir que la experiencia moral que cada día tenemos, es una prueba excelente de que los valores morales objetivos de hecho existen.

Toda objeción que se pueda levantar en contra de la experiencia moral que nos hace creer en la existencia objetiva de esta, puede ser usada en contra de la misma experiencia diaria que tenemos gracias a los 5 sentidos. Esto podría hacernos preguntar ¿Por qué he de desconfiar en la experiencia moral y no en la de mis 5 sentidos? ¿Por qué voy a confiar en la experiencia de mis 5 sentidos que me dicen que lo que estoy viviendo es real y no voy a confiar en mi experiencia diaria con la moral la cual me indica que lo que vivo es real?

Ahora, veamos que objeciones hay para esta premisa.

1)      Los valores y deberes morales son los productos del condicionamiento socio biológico.

Esta objeción presenta dos formas.

a)      Los valores y deberes morales son los productos de presión socio biológica, por lo tanto, son falsas invenciones del hombre.

Esta primera forma comete la falacia genética, es decir, argumenta que por medio de conocer el origen de “algo”, ese “algo”, se demuestra falso. Esta objeción a lo mucho demuestra que nuestra percepción de los valores y deberes morales ha evolucionado, pero no demuestra que sean inventados. Podría ser que los valores y deberes morales, más que ser inventados, sean descubiertos de manera gradual. Así, esta objeción falla por ser falaz.

b)      Los valores y deberes morales son los productos de presión socio bilógica buscando la supervivencia y no la verdad, por lo tanto, no tenemos buenas razones para confiar en que sean verdades objetivas, incluso si lo son.

Esta posición requiere la presuposición de que el naturalismo (por tanto el ateísmo), es cierto. Esta objeción aun así, debe vérselas contra la defensa de nuestra premisa, que nos dice que podemos confiar en nuestra experiencia moral, así como confiamos en nuestra experiencia de los sentidos para creer que lo que vivimos a diario, es real.

Aun así, podríamos decir que esta posición se refuta a sí misma. Desde esta posición, todas las creencias, no solo las morales, son el producto de presión socio biológica, la cual solo busca la supervivencia  y no la verdad. La posición naturalista y la misma posición que nos dice que las creencias son producto de presión socio biológica están incluidas. Por lo tanto, según este mismo argumento, no tenemos ninguna razón para confiar en que estas dos creencias (naturalismo y presión socio biológica que busca supervivencia y no verdad) son verdaderas, aun si lo son.

Una vez defendidas nuestras 2 premisas, podemos concluir de manera lógica que:

3)      Por lo tanto, Dios existe.

Como podemos ver, tenemos un argumento que nos enseña que toda nuestra experiencia moral, es una señal de que Dios existe. Creo que estarán de acuerdo en que no es una pequeña señal, sino una gran señal que invade una gran parte de nuestras vidas.

Espero este argumento les sea de edificación y les dé que pensar.

Que la bendición, la paz y la sabiduría de Dios, este con todas las personas.

Saludos.

PD: Pueden hacer copy-paste con libertad a todo lo escrito aquí, tan solo les pido de favor que me avisen a donde lo publicaran, para saber que uso se le da. Especial interés tengo en refutaciones que se intenten hacer al argumento, para tener derecho a réplica. En sí, no necesitan mi permiso, solo les pido la cortesía de avisarme. Gracias.

(Si deseas ir al indice, pica aqui)

Breve bibliografía de apoyo.

La moral en una visión naturalista

http://www.filosofia.org/filomat/df471.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Subjetivismo_moral

Objetivo

http://es.wikipedia.org/wiki/Objetividad

Subjetivo

http://es.wikipedia.org/wiki/Subjetividad

Dilema de Eutifrón

http://en.wikipedia.org/wiki/Euthyphro_dilemma

The Blackwell Companion to Natural Theology, Edited William Lane Craig and J. P. Moreland, 2009 Blackwell Publishing Ltd. ISBN: 978-1-405-17657-6 (pag 391-448)

Anuncios

5 comentarios el “El fundamento de la moral.

  1. Karina Moreno dice:

    Buen blog, te felicito por él. Aunque los argumentos que pones aquí no me parecen de lo más adecuados. Incluso las respuestas a algunas de las supuestas objeciones me parecen facilistas y no creo que respondan a las objeciones como tales. Sería cosa de platicarlo en otro lado.

    Me gusta

  2. Muchas gracias por comentar.
    Sería bueno platicar sobre el tema en otro lugar.
    ¿Te parece bien el foro cristiano?

    Me gusta

    • NEYALITH NARVAEZ dice:

      EXCELENTE. ESTABA REALIZANDO UN TRABAJO DE LA UNIVERSIDAD SOBRE LA ETICA Y LA MORAL. Y DEFINITIVAMENTE EN ESTE TEMA ME QUERIA BASAR. GRACIAS. DIOS TE BENDIGA

      Me gusta

  3. De nada hermana.

    Si en algo puedo apoyarte, házmelo saber.

    Bendiciones, paz y sabiduría para tu vida en Cristo.

    Me gusta

  4. Alan dice:

    Hola, es muy bueno ver paginas buenas como ésta.

    Con respecto a las objeciones,¿que opinan de aquellos que dicen que el Dios bíblico no seria un buen legislador o referente moral? Muchos ateos dicen eso dadas las cosas que se describen en el Pentateuco y en el N.T. Solo quisiera saber su opinión, saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s