La Razón de la existencia.

“En el principio era el pensamiento, y el pensamiento era con Dios, y el pensamiento era divino. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”

Juan 1:1-3

(Si deseas ir al indice, pica aqui)

Nota: es un poco largo, pero vale la pena leerlo todo. Si no entienden algo, siéntanse con la libertad de preguntar y en la medida de lo posible, tratare de explicarme mejor.

¿Cuántos de nosotros no nos hemos preguntado acerca del origen del universo? Estoy seguro que muchos a lo largo de la historia lo hemos hecho. Nos fascina la existencia de las cosas que nos rodean, y nos preguntamos ¿De dónde vienen? ¿Cómo fue que las cosas que existen, llegaron a existir? Y vamos más allá, preguntándonos incluso ¿Por qué existe algo en vez de nada?

Gottfried Wilhelm Leibniz (1646-1716) propuso un argumento a favor de la existencia de Dios en busca de solucionar esta última pregunta. Para Leibniz, las cosas no sucedían sin ninguna razón, por lo que cada cosa debía tener una explicación suficiente de su existencia. Por ello, Leibniz creía que el universo debía tener una razón que explique su existencia y en Dios encontró una explicación adecuada.

Podemos formular el razonamiento de Leibniz de la siguiente manera, a fin de dar claridad a sus pensamientos y entender bien el argumento:

1)    Todo lo que existe tiene una explicación para su existencia, sea en la necesidad de su propia naturaleza o en una causa externa.

2)    Si el universo tiene una explicación para su existencia, esa explicación es Dios.

3)    El universo existe.

4)    Por lo tanto, el universo tiene una explicación para su existencia.

5)    Por lo tanto, la explicación para la existencia del universo, es Dios.

Notamos que es un razonamiento sencillo de seguir y comprender, pues si se cumplen las primeras 3 premisas, se concluyen por necesidad lógica los puntos 4 y 5.

Ahora, las premisas clave son la premisa 1 y la premisa 2, pues la premisa 3 es una premisa que toda persona honesta aceptara y los “puntos” 4 y 5 son conclusiones lógicas de la veracidad de las 3 premisas anteriores. Esto significa que, cuando ofrezcamos este argumento al compartir razones que den cuenta de nuestra fe, es muy probable que nos veamos atacados en esas 2 premisas y el éxito del argumento en una situación así, dependerá de la defensa que demos de ellas.

Pasemos entonces a presentar defensa de estas dos primeras premisas.

1)    Todo lo que existe tiene una explicación para su existencia, sea en la necesidad de su propia naturaleza o en una causa externa.

Esta premisa propone con exactitud lo mismo que el cuarto principio de la lógica, llamado principio de razón suficiente. Este principio nos dice que todas las cosas tienen una explicación suficiente para ser como son, y para su existencia. Así, Leibniz propone que las cosas tienen una explicación en una causa externa o en la necesidad de su propia naturaleza.

Cuando hablemos de “necesidad de su propia naturaleza”, nos referiremos a que nada a causado la existencia de aquello de lo que hablamos, es decir, el objeto al cual nos referimos existe por necesidad, sin causa externa. Algunos matemáticos y filósofos creen que los números y los principios de la lógica existen de esta forma. Para dar un ejemplo, pensemos en el principio de no contradicción de la lógica. Este principio nos dice que las cosas no pueden estar siendo y no siendo al mismo tiempo y en un mismo sentido (por ejemplo, un soltero-casado no puede existir, pues no puede ser soltero y casado al mismo tiempo). Si este principio no existiera de forma permanente, rigiendo las cosas, entonces todo sería un caos. Por ejemplo, supongamos que hubo algún momento en que lo propuesto por el principio de no contradicción no sucedía. ¿Qué hubiera pasado? ¿La existencia dejaba de existir a la vez que existía? ¿Se podía ser y no ser, mientras se seguía siendo? ¿No se era siendo lo que se era? Tales cosas son ridículas, no tienen sentido y parecen a todas luces imposibles. Por tanto, se considera que dicho principio es necesario, es decir, existe de forma eterna, regulando la existencia. Los números pueden servir como otro ejemplo. ¿Sera posible que hubo una época en que la verdad representada en los números y operaciones matemáticas no existía? ¿Qué significa eso? ¿Qué hubo una época en que 2+2 pudo ser 97? ¿Cómo podría ser que en la realidad tal cosa sucediera? ¿Acaso 8365920 pudo haber sido igual a 0 en algún momento? De nuevo, tales cosas parecen imposibles y carentes de todo sentido. Es obvio que la verdad representada en los números y en las operaciones matemáticas ha debido existir por necesidad en la eternidad, para dar sentido a la realidad, rigiéndola, dándole orden. Estos son dos ejemplos de existencias necesarias. Por tanto, en base a los ejemplos anteriores, entendemos necesario como algo que no puede no existir.

Ahora, cuando hablemos de explicaciones para las existencias de las cosas en una causa externa, nos referiremos a lo que vemos en nuestra vida, es decir, objetos provocando que nuevos objetos surjan, como arboles, personas, planetas, animales, etc.

Entonces, para sostener esta premisa, proponemos que una explicación para la existencia de las cosas es una causa externa, porque tenemos muchísima evidencia a nuestro favor y que otra explicación es la necesidad de su propia naturaleza, porque tenemos a los números y principios lógicos como pruebas.

Ahora, aun con la explicación anterior, podemos encontrarnos 1 objeción de parte de las personas con las que debatamos o dialoguemos este punto:

1)    No hay existencias necesarias, más bien, todas las existencias son contingentes, es decir, su existencia depende de una causa externa. (La contingencia refiere a aquellas cosas que pueden ser o no ser, es decir, a algo que no es necesario, pero es posible. Nosotros somos ejemplo de algo contingente. Los animales y plantas también.)

Primero, debemos notar que esta objeción niega que los números y los principios de la lógica existan por la necesidad de su propia naturaleza, lo cual debe ser explicado por la persona con la que debatamos o dialoguemos, pues básicamente, implica que cosas sin ningún sentido son posibles, como la existencia de un cuadrado que es circular o que el resultado de 40+1 es 492140. Tal cosa es ridícula y nuestro interlocutor debe lidiar con tal consecuencia. Esta es la primera defensa del argumento.

También podemos hacer notar, que muchas veces quienes niegan este argumento, sostienen que el universo es eterno, ósea, necesario (eso lo veremos en la segunda premisa). Por tanto, es común que nuestro interlocutor se comprometa en la segunda premisa con la existencia de las cosas necesarias.

Pero entreguemos dos defensas mas a este punto, para subir el precio que hay que pagar si uno desea comprometerse con esta objeción.

a)    Imposibilidad de regresión infinita.

Podemos negar que los seres necesarios no existan, señalando la imposibilidad de una cadena causal infinita hacia el pasado, lo cual nos llevaría a la necesaria aparición de un primer eslabón eterno y por tanto necesario.

Señalémoslo así:

Si la explicación de la existencia en base a la necesidad natural de los objetos no sirve, entonces solo tenemos la explicación de la existencia en base a causas externas. Esto significa que todo lo que existe, es causado por algo más. Ahora, al hacer una regresión en el tiempo, nos daremos cuenta que es imposible que la cadena de causa-efecto sea infinita hacia el pasado, porque entonces el día de hoy nunca habría llegado a ser. Una manera de ejemplificar esto, sería así:

(Infinito)…-3, -2, -1, 0, 1, 2, 3… (Infinito)

Digamos que el día de hoy, está representado por el numero 3. Para que el día de hoy haya llegado a existir, por necesidad debió suceder primero el día de ayer (numero 2), pero antes del día de ayer, debió suceder el día de antier (el numero 1), pero antes de esto, debió suceder el día antes de antier (el numero 0) y así iremos regresándonos hasta el infinito, porque es necesario que todo el pasado ya haya ocurrido, para poder decir que ha llegado el día de hoy (y mas que el día de hoy, seria, “este preciso momento”). Ahora ¿Cómo puede ser que el día de hoy haya llegado a existir, si antes de que el día de hoy existiera debieron suceder una cantidad sin fin de eventos en el pasado? Sería imposible, pues antes de que el día de hoy llegara a existir, han debido de venir a la existencia primero, una cantidad infinita de días (o de momentos y de eventos). Siempre habrá un día más que deba venir a la existencia antes de que llegue el día de hoy. Por lo tanto, sería imposible que el día de hoy hubiera llegado a la existencia.

Eso significa que el pasado no es infinito, sino finito, es decir, tiene un inicio.

Ahora, solo hay 2 propuestas para un inicio en la secuencia. La primera es una existencia eterna (que siempre haya estado allí) y por tanto necesaria, que diera inicio a toda la cadena causal. La segunda es que todo haya emergido de la nada (inexistencia). Pero como no tiene sentido decir que algo (existencia), puede provenir de la nada (inexistencia), decimos que el primer eslabón de la cadena, es eterno y por tanto necesario, probando que la objeción es falsa.

Para negar la existencia de lo necesario, se debe creer que todo ha emergido de la nada, a pesar de que no haya evidencia de esto, de que no haya ninguna buena razón para sostener tal idea y de que toda la evidencia parezca apuntar a lo contrario.

b)   Consecuencia de sostener que el inicio de la secuencia sea producto de la nada.

Si la persona con quien dialoguemos o debatamos, decide adherirse a la posición de que la cadena causal de eventos ha tenido un inicio desde la nada (inexistencia), esta persona tendría que explicar porque no todas las cosas vienen de la nada. Es decir, porque el universo, por ejemplo, si podría emerger de la nada, pero lo demás en él, no podría emerger de la nada también. Porque en este momento un loro no emerge de la nada y vuela por mi sala por ejemplo. Si es posible que las cosas emerjan de la nada (un universo entero, como si fuera cualquier cosa), sin razón alguna ¿Por qué no todo emerge de la nada? Pues si decimos que el universo si puede venir de la nada, no tenemos buenas razones para decir que el resto de las cosas no pueden venir de la nada.

Podemos ver entonces que para negar nuestra premisa en base a esta objeción se tiene que:

a)    Negar que cosas como la lógica o los números sean necesarios. Esto nos lleva a resultados absurdos como decir que podría ser que los cuadrados sean circulares, ya que si el principio de no contradicción de la lógica no es necesario, entonces es contingente y la posibilidad de que existan cosas contradictorias en esencia, existe.

b)    Adherirse sin ningún argumento lógico o evidencia, e ir en contra de todo lo que la razón, la lógica y la evidencia que tenemos nos indica, a la propuesta de que las cosas emergen de la nada. Esto lleva a la dificultad de explicar porque no todo emerge de la nada de forma espontanea.

Bien ahora, pasemos a ver las defensas y las objeciones de la segunda premisa.

2)    Si el universo tiene una explicación para su existencia, esa explicación es Dios.

Si pensamos bien lo que dice la premisa, nos daremos cuenta que es muy lógico. El universo es la suma de todo el espacio, materia, energía y tiempo. Si el universo tiene una causa, significa que aquello que lo trajo a la existencia es inmaterial, atemporal y fuera del espacio.

Ahora, hay solo 2 candidatos que pueden cumplir tales características mencionadas antes.

1)      Un algo, abstracciones, como números o principios lógicos.

2)      Un alguien, algo como una mente sin cuerpo.

Lo propuesto en la primera opción, no puede ser, pues tales entidades no causan que las cosas vengan a la existencia. Por ejemplo, un numero solo existe…pero no causa que nada venga a la existencia, lo mismo el principio de no contradicción…esta allí para regir la realidad, mas no hace venir algo a la existencia.

La otra opción, algo parecido a una mente sin cuerpo, que tendría la opción de elegir (algo que un numero o un principio lógico no tiene) crear algo y ejecutar tal elección, es lógicamente posible. Mientras sea lógicamente posible, es una opción válida.

Para desechar esta opción, hace falta una de dos (o las dos si se gusta):

1)      Plantear una mejor opción como causa del universo. Esta nueva opción tendría que ser inmaterial, atemporal y estar  fuera del espacio (como dijimos antes).

2)      Demostrar que algo como una mente sin cuerpo, es algo lógicamente imposible. Algo lógicamente imposible, es contradictorio, como un círculo triangular o un sol lunar. Básicamente, tienen que demostrar que algo como una mente sin cuerpo, viola el principio de no-contradicción.

Ahora, se nos pueden presentar 2 objeciones a esta premisa. Pasemos a revisarlas.

1)    El universo existe por necesidad de su propia naturaleza.

Se nos puede presentar la propuesta de que el universo exista por su propia naturaleza, es decir, sin necesidad de haber sido causado por algo más y por lo tanto, sin la necesidad de un Dios que explique su existencia como causa externa.

Podemos refutar esto apelando a las partículas fundamentales o bloques de construcción de la materia, los quark (son las partículas de las cuales la materia está hecha). Hasta donde sabemos, los quark que tenemos no son necesarios en su existencia (no son eternos vaya), es decir, en vez de la colección de partículas fundamentales que tenemos de la materia, podríamos tener otra colección de quarks  distinta y por tanto, tendríamos un universo en su totalidad distinto, por lo que este universo no sería necesario, sino contingente y por tanto, estaría sujeto a una explicación que diera cuenta de su existencia de forma externa.

Para entender esto mejor, imaginen que tienen una camisa (materia-universo) de algodón (Colección de quark 1). Ahora si yo preguntara ¿Podría ser que esa misma camisa este hecha de lino (colección de quark 2)? No estoy preguntando si en vez de una camisa de algodón, podríamos tener una camisa de lino, más bien pregunto, si la camisa de algodón que se tiene, podría ser de lino. La respuesta es no, porque entonces no sería la misma camisa, sería otra, hecha de lino.

Es lo mismo con el universo. El universo posee materia y la materia está hecha de partículas fundamentales. Si estas partículas fundamentales no son necesarias por naturaleza (y no tenemos evidencia de que lo sean, ni razón para pensar que así sea, de hecho todo lo contrario), entonces podemos concluir que el universo tampoco existe por necesidad de su propia naturaleza.

Una segunda defensa seria la imposibilidad de una regresión infinita presentada como defensa en la primera premisa. Esta nos indica que el universo no puede existir de forma eterna, porque el universo contiene materia y eso implica por necesidad movimiento (la materia siempre se mueve), eventos y una cadena causal infinita hacia el pasado, por lo tanto, podemos concluir que tiene un inicio.

Ahora, solo hay 2 inicios probables, la nada o algo eterno, pero, como de la nada, nada viene, decimos que la causa de la existencia contingente es un ser eterno y necesario. Por lo tanto, el universo no es necesario, sino contingente.

2)    Las mentes solo existen en seres materiales, por lo tanto, no pudo ser una mente la que trajera el universo a la existencia.

Esta objeción presupone que la única manera en que pueden existir las mentes, es por medio de cuerpos. Pues bien, le tocaría a la otra persona dar evidencia que sostenga tal cosa. Nosotros por otra parte, nos tenemos que limitar a señalar que es posible la existencia de una mente sin cuerpo (noten la diferencia entre afirmar que existen tales mentes y en señalar la posibilidad de que existan). Si nuestro interlocutor insiste en que tal existencia es imposible, debe probarlo de alguna forma. Mientras tanto, nosotros señalamos que al ser posible, es aceptable postularlo como una respuesta al problema. La única razón que volvería inaceptable proponer tal respuesta, seria demostrar que la existencia de tales mentes es imposible (algo así como un cuadrado circular o un soltero que está casado).

Debemos aceptar que dicha mente no tiene que ser como la nuestra, en realidad, lo más probable es que no lo sea. Así, nosotros postulamos que algo similar a una mente es responsable de la existencia del universo. Una “mente” con poder de decisión, es decir, una causa eficiente. (Debemos entender que con mente aquí, estamos hablando de una entidad inmaterial, dotada con sabiduría, poder de decisión y acción).

Después, considerando que las dos únicas explicaciones que tenemos son los números y principios lógicos y luego una mente (o similar) sin cuerpo, entonces, podemos aceptar que la mejor explicación que tenemos es la de la mente sin cuerpo.

Ahora, como podrán ver, la persona con la que debatamos o dialoguemos esto, en orden de poder refutar esta premisa, tendrá que:

a)    Dar una razón para pensar que las partículas fundamentales son necesarias o adherirse a la idea de un universo que venga de la nada, lo cual es absurdo.

b)    Dar una razón para pensar que las mentes tan solo pueden existir en cuerpos o en materia y que por tanto, una mente sin cuerpo es una existencia imposible.

Una vez que hemos logrado defender nuestras 2 primeras premisas y mostrarlas como más plausibles que sus negaciones, podemos concluir de manera lógica y sin ningún temor, que Dios existe.

3)    El universo existe(No necesita demostración, es evidente)

4)    Por lo tanto, el universo tiene una explicación para su existencia.

5)    Por lo tanto, la explicación para la existencia del universo, es Dios.  

 Este es un excelente argumento filosófico, que obedece los principios de la lógica y que se puede apoyar incluso en la ciencia, el cual propone a Dios como la mejor explicación de la existencia de lo contingente, lo cual, como señale en el post anterior, nos hace ver que Dios sí ha dejado señales de su existencia y para nuestra sorpresa, una de estas señales, es la existencia misma.

Aun así, debemos aclarar que este argumento tiene 2 intenciones:

1)    Dar una buena razón que justifique nuestra creencia en Dios.

2)    Demostrar que, en base a los razonamientos hechos, que estamos justificados en considerar a Dios como la explicación más plausible para dar cuenta de la existencia del universo en consideración de los datos que tenemos a la mano (ya que las otras opciones son la nada y un universo necesario, ambas opciones menos plausibles que la propuesta por nosotros: Dios).

En los siguientes aportes, veremos más argumentos a favor de la existencia del creador, los cuales juntos, forman un caso acumulativo muy poderoso a favor del teísmo. Aun así, se darán cuenta que los argumentos sobreviven por merito propio muy bien, sin embargo, cuando se presentan juntos, se fortalecen entre ellos haciéndolos en extremo difíciles de refutar.

Que la bendición, la paz y la sabiduría de Dios, este con todas las personas.

Saludos.

PD: Pueden hacer copy-paste con libertad a todo lo escrito aquí, tan solo les pido de favor que me avisen a donde lo publicaran, para saber que uso se le da. Especial interés tengo en refutaciones que se intenten hacer al argumento, para tener derecho a réplica. En sí, no necesitan mi permiso, solo les pido la cortesía de avisarme. Gracias.

(Si deseas ir al indice, pica aqui)

Breve bibliografía de apoyo.

Primera premisa:

Necesidad y contingencia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Necesario

http://es.wikipedia.org/wiki/Contingencia

http://www.ferratermora.org/ency_concepto_ad_contingencia.html

http://www.ferratermora.org/ency_concepto_kp_necesidad.html

Principios lógicos necesarios

http://argumentacionfilosoficacb6.blogspot.mx/2011/09/13-principios-logico-ontologicos-de-la.html

http://www.conocimientosfundamentales.unam.mx/vol1/filosofia/m01/t01/01t01s02a.html

Segunda premisa:

Mente sin cuerpo

http://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa_de_la_mente

http://philosophy.uwaterloo.ca/MindDict/substancedualism.html

http://www.andrewmbailey.com/ap/Against_Materialism.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s